Desarrollan matutino especial en Joven Club Puerto Padre II.

Por: Odalis Reyes Díaz


 

 

 

 

 

 

En horas de la mañana en el  Joven Club Puerto Padre II  se desarrolló un matutino especial dedicado a nuestro Apóstol José Julián Martí Pérez, en el marco del 123 aniversario de la caída en combate en Dos Ríos y destacando que un día como hoy pero de 1893: Conoce José Martí al poeta nicaragüense Rubén Darío, al que considera su hijo. Participaron clientes, trabajadoras de la biblioteca Isael Cruz Saavedra e instructores de la instalación

La instructora Odalis Reyes Díaz expone a los presentes pasajes de este encuentro en una  luminosa habitación del Hardman Hall en la ciudad de Nueva York, donde se cruzaron por única vez los caminos de los dos poetas, que cambiaron para siempre la visión de América Latina. Transcurridos cinco años desde la publicación de Azul, libro patriarcal del Modernismo, y dos del ensayo político Nuestra América, por lo que ambos ya se conocían aun sin conocerse. De qué temas hablaron o qué impresiones compartieron en ese encuentro trascendió más bien poco, pero se sabe que Darío llamó al Apóstol de la Independencia de Cuba ‘Padre y Maestro’, y Martí le respondió: ‘Hijo mío’.

La mayor parte de los presentes en la actividad manifestaron sus ideas y trabajadoras de la Biblioteca Isael cruz Saavedra hicieron la presentación de  libros  de ambos poetas, disponibles para todos los interesados en ampliar sus conocimientos y la cultura general integral, al conocerse sobre la desaparición física de nuestro héroe nacional, Darío refiere y plasma su sentir en sus versos ¨Quien murió allá en Cuba, era de lo mejor, de lo poco que tenemos nosotros los pobres, era millonario y dadivoso: vaciaba su riqueza a cada instante, y como por la magia del cuento, siempre quedaba rico¨, expresó el poeta nicaragüense al calificar la obra martiana como un jardín de ¨piedras preciosas¨.

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.